Pobres pero honrados » DonVix

Pobres pero honrados

Luis Carlos López Ulloa

May 13, 2022

Compartir en tus redes sociales:

Seguramente usted ha visto la película “Nosotros los pobres, ustedes los ricos” que protagonizó Pedro Infante y salió a los cines en 1948. Por aquellos años el PRI consolidaba un régimen de libertades muy limitadas y para ello echó mano de varios elementos entre ellos el cine y, entre otras cosas, se sembró en el imaginario mexicano la noción de que la pobreza era una condición honrosa.  En ese contexto los grupos y partidos “de izquierda” tenían muchas coincidencias con el ala revolucionario del régimen y ello tomó muchísimo vigor con la llegada de la “Revolución” Cubana en 1959 la cual, para efectos prácticos, se volvió la referencia “antiyanqui” en el continente.

Como seguramente usted sabe, en días pasados el presidente Andrés López estuvo de gira en algunos países centroamericanos y con una última escala en Cuba. Por supuesto, esta gira donde México es el país que juega el rol de “hermano mayor” no es nada distinto a lo que hicieron los presidentes de los años dorados del PRI pues por décadas todos buscaron siempre la reunión con Fidel Castro. Solo Ernesto Zedillo Ponce de León y Vicente Fox Quesada no entraron al juego de ir a prenderle incienso a los santos barbudos. Claro,  es inolvidable el episodio del “comes y te vas” que el guanajuatense le aplicó a Castro.

Retornemos al caso del macuspano. Seguramente vivió esos días en una especie de cumplimiento de sus sueños de juventud estando cerca de la “Revolución Cubana”, después de todo el ala del Nacionalismo Revolucionario -en la que él se formó dentro del PRI- siempre vio con buenos ojos al régimen de la isla, haciéndole guiños de tanto en tanto por su “valiente resistencia frente al imperialismo yanqui”. Sin embargo, el episodio no hubiera pasado de ser parte del ritual sexenal mexicano si no fuera porque Andrés López alojó como invitado al dictador Miguel Díaz Canel en el aniversario de la independencia de México (en 2021) y porque en su visita a Cuba emitió un mensaje en el que destacó que insistirá en que Estados Unidos levante “el bloqueo” al régimen cubano.


Además del evidente error diplomático (sobre todo porque el presiente Lopez ha dicho que apuesta por la no intervención y pretende decirle a Estados Unidos como llevar sus relaciones diplomáticas) ha señalado también que si para la próxima cumbre de las Américas no se invita a Cuba, Venezuela y Nicaragua él no asistirá y mandará a Ebrard (que tampoco es ninguna novedad).  Ahora bien, todo este ping pong diplomático ¿cómo nos afecta a usted y a mí? las bravatas de izquierda trasnochada que dice un día sí y otro también el inquilino del Palacio Nacional son parte de una narrativa que supuestamente está en contra de la imposición de las grandes potencias, de todo eso que el presidente resume en una frase: “México ya no es tierra de conquista”.  Por supuesto, un elemento importantísimo de nuestra política exterior es nuestra relación con los países de América Latina y el Caribe, así como con Norteamérica. Ahora, si el presidente López y el canciller Ebrard apuestan por la destrucción y degradación de las relaciones binacionales con nuestro principal socio comercial y mercado destino de nuestras exportaciones nos condenan al aislamiento y la pobreza.

Para finalizar, si admitimos que el Presidente y el canciller defiendan a las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua (por una supuesta defensa de la no intervención) están cometiendo una flagrante violación al articulo 89 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos que en su párrafo X dice lo siguiente con respecto a las facultades y obligaciones del Presidente:

Dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales, así como terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos, sometiéndolos a la aprobación del Senado. En la conducción de tal política, el titular del Poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales;

Por si hay algún despistado que no lo entienda: en las dictaduras no hay libertades, ni respeto a los derechos humanos, ni hay paz. Solo hay pobreza y aislamiento, que no tienen nada de heroico ni de honroso.

Luis Carlos López Ulloa

Nació en Sinaloa y reside en Tijuana, Baja California desde 1989. Es Profesor universitario e investigador. Tiene varias publicaciones en revistas arbitradas a nivel nacional e internacional. Entre sus libros destacan: Cómo nos ven. Coincidencias y diferencias entre los actores políticos de la alternancia en Baja California (2016) y Ruffo. Confesiones y conversaciones con el primer gobernador de oposición en la alternancia mexicana (2020).

Te puede interesar:

Elecciones incómodas

DonVix

May 26, 2021

La Llamada Filtrada de Alito

DonVix

June 1, 2022