El primer paso: ciudadanía » DonVix

El primer paso: ciudadanía

Luis Carlos López Ulloa September 29, 2021

Compartir en tus redes sociales:

Hemos ya visto pasar la mitad del sexenio de Andrés López. Para muchos su victoria significó la venganza, para otros un cierre de ciclo de las luchas de la izquierda, y para otros tantos una victoria electoral genuina y buena. También es cierto, haciendo un recuento honesto de lo que ha sucedido durante este gobierno, los pendientes acumulados siguen siendo muchos. Ahí tenemos lo económico, la seguridad y lo energético como los grandes pendientes (y retrocesos). No voy a dar cifras porque al respecto hay muchísimo ya publicado, todo a un par de clicks de distancia.

Ahora bien, me quiero enfocar en lo que del otro lado de la barrera no estamos haciendo. Dice Jorge Castañeda en su libro “Mañana o pasado. El presente de los mexicanos” que a los mexicanos no nos gusta la competencia, no nos gusta estar abiertos a la evaluación. Y desde hace un tiempo creo que lo entiendo mejor, de manera particular por lo que hemos estado viendo que sucede en el país. Haré una breve enumeración, vea por ejemplo a los partidos de “oposición” (bueno, que cobran como tal)  los resultados que obtuvieron en junio pasado fueron más por cachar votos de castigo y desilusión que por una serie de ideas nuevas o llamativos. Digo, ¿en verdad alguien tomaría en serio a Marko Cortés o a Alito Moreno como opositores?

Por otro lado, los empresarios y sus diversos gremios tampoco hacen una gran labor de oposición política porque no necesariamente es su papel, pero si al menos una mayor promoción de una cultura cívica, estando más en la calle, respaldando a otros grupos de la sociedad civil. Si acaso, lo más visible fue Gustavo de Hoyos al frente de la Coparmex y luego en Sí Por MX y con algunas candidaturas en la Alianza Va x MX, pero con opciones francamente malas como Lupita Jones en Baja California. Lo que se hizo en pasado junio fue más resultado de la desilusión que de una gran oposición propositiva.

Todo ello creo que nos deja en una situación paradójica: somos vulnerables porque no hay quien ejerza “el liderazgo”, pero también nos da una gran oportunidad para que cada uno piense y haga tanto como pueda y para lo que sus ideas le alcancen.  ¿Cuál es nuestro mayor problema? La ausencia de una sociedad cívica, de individuos que habitan pero que no son ciudadanos. Se mete uno a redes sociales y en el fondo de muchas publicaciones están estas preguntas: ¿por quien votamos?  ¿qué sugieres hacer? ¿qué propones?. Y ahí radica precisamente la idea de Castañeda: competir también implica hacer por uno mismo. Y la fallida sociedad cívica mexicana (en su mayoría) no está acostumbrada a tomar la iniciativa.

Lo pondré con un ejemplo muy sencillo: cerca de mi casa hay unos edificios que en su fachada están sucios. Cada que paso por ese barrio me pregunto cómo es posible que los vecinos no tengan la capacidad para comprar cada uno un par de galones de pintura y ponerse a hacer el arreglo en su propio edificio. La respuesta es: porque no estamos dispuestos a competir, no nos gusta tomar la iniciativa, no nos gusta ir por enfrente. Nos molesta quedar expuestos a la evaluación de los otros. En ello, Andrés López lleva una ventaja, la esencia de su discurso político radica en ello: no hagas nada, no necesitas ser ciudadano, solo necesitas esperar mi generosidad, solo espera sentado, no es necesario competir. 

Luis Carlos López Ulloa


Nació en Sinaloa y reside en Tijuana, Baja California desde 1989. Es Profesor universitario e investigador. Tiene varias publicaciones en revistas arbitradas a nivel nacional e internacional. Entre sus libros destacan: Cómo nos ven. Coincidencias y diferencias entre los actores políticos de la alternancia en Baja California (2016) y Ruffo. Confesiones y conversaciones con el primer gobernador de oposición en la alternancia mexicana (2020).

Te puede interesar:


Valor Olímpico

Don Polo y el gas