De la vanguardia política a la degradación » DonVix

De la vanguardia política a la degradación

Luis Carlos López Ulloa October 6, 2021

Compartir en tus redes sociales:

En esta ocasión quiero compartirle algunos pasajes de la historia de Baja California. Como seguramente lo sabe, en 1989 fue en esa entidad donde se dio la primera alternancia en una gubernatura con la victoria de Ernesto Ruffo Appel, lo que la colocó durante varios años la vanguardia política en México. Una serie de hechos recientes han demostrado ser ejemplo del declive que se vive en el país.

En 2019 MORENA arrasó en la elección local en la gubernatura, cinco alcaldías y el Congreso local, luego de 30 años de gobiernos panistas. Los ganadores ejercerían el gobierno por 2 años, debido a una reforma política de 2014 para empatar las elecciones locales y federales. De modo que en realidad entre 2019  y 2021 tendríamos autoridades de transición.

Como observador de la historia de Baja California, puedo afirmar que la semana del 27 al 30 de septiembre de 2021 fue muestra de la descomposición política que se vive en la entidad desde hace al menos 8 años, porque la victoria de MORENA en la entidad no fue resultado de una propuesta convincente, sino del declive e involución del PAN particularmente desde 2013 más una sociedad que poco a poco dejó de movilizarse.

En la semana a la que me refería anteriormente, Tijuana tuvo 3 alcaldes en 4 días. Primero, una alcaldesa en funciones que sustituyó desde febrero de este año al electo en 2019 (quién desde el año pasado tiene un pleito abierto y agresivo con el gobernador Jaime Bonilla), que ahora está estrenándose como diputado federal por el Partido Verde, puesto del cual pidió licencia para cumplir las últimas 48 horas de su periodo de alcalde. Y una alcaldesa electa que entró en funciones el 30 de septiembre.

Y solo para variar, ninguno de los partidos políticos de oposición hizo el menor pronunciamiento frente al desaseo política en Tijuana. Sin embargo, lo que me parece más preocupante (y en lo que creo deberíamos enfocarnos) es en ver a una sociedad inmóvil, pasiva, impávida, totalmente ajena, y viendo de frente este espectáculo degradante. Como si la política le fuera ajena, cuando debe ser lo contrario.

¿Cuál me parece la lección de todo esto? que aquellos que nos preocupamos por esto, nos ocupemos y nos activemos. No es suficiente con hacer presencia en redes sociales, no alcanza con que me lea (sea que le agrade o no lo que escribo), necesitamos hacer más. De manera que si quiere usted que los partidos políticos hagan su trabajo y que funcionen como oposición, vamos a tener que tomarlos. Por supuesto, lo primero que pensará es: “es que no sirven” y no sirven porque no los utilizamos porque hemos permitido que sean lejanos. ¿Qué están acaparados por los mismos? son un tigre de papel porque son un minoría ínfima, frente al resto de los ciudadanos. ¿Y sabe qué es lo más grave? que ninguno de los partidos de oposición tiene grandes incentivos para cambiar, para moverse, para sacudirse y comenzar a construir junto a la sociedad una alternativa franca, creíble, propositiva. Por ello le reitero: lo vamos a tener que hacer usted y yo.

¿Qué procede hacer? ¿Cómo le hacemos? hay que empezar a comunicarnos, aquí lo que toca es que usted y yo hagamos la tarea porque a usted y a mí sí nos interesa un país donde haya oportunidades para educarse, para desarrollarse económicamente, para ejercer libertades; usted piense en lo que sí quiere y comience a involucrar a otros. No nos acostumbremos a la degradación de la política ni de los asuntos públicos.  No lo permita en su comunidad ni en su ciudad.

Hay que tomar la conversación pública con una narrativa de civismo y civilidad frente a la barbarie. De una vez por todas dejemos de replicar y darle eco a las obsesiones y manías de un señor decrépito, anclado en el estatismo y con sueños húmedos caciquiles, porque ya lo volvió  a demostrar con su iniciativa de contrarreforma eléctrica. No quiero que esta etapa oscura por la que atraviesa Baja California (por cierto, con la ayuda de muchos desertores del PRI, PAN, PRD et. al que se han incrustado en los gobiernos de MORENA) sea el destino del resto del país. 

Luis Carlos López Ulloa


Nació en Sinaloa y reside en Tijuana, Baja California desde 1989. Es Profesor universitario e investigador. Tiene varias publicaciones en revistas arbitradas a nivel nacional e internacional. Entre sus libros destacan: Cómo nos ven. Coincidencias y diferencias entre los actores políticos de la alternancia en Baja California (2016) y Ruffo. Confesiones y conversaciones con el primer gobernador de oposición en la alternancia mexicana (2020).

Te puede interesar:


Tres nociones

Tengamos valor